1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://poesia.about.com/od/Lecturas/a/De-La-Poesia-De-Marti.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

De la poesía de José Martí

América "nueva y viril"

Por

De la poesía de José Martí

A finales del siglo XIX surgió en América un nuevo movimiento literario llamado Modernismo, una tendencia de renovación estética caracterizada por el desprecio a cualquier forma de representación de la realidad circundante y por un refinamiento lingüístico. El modernismo se inspiraba en el principio enunciado por Paul Gautier de "el arte por el arte", esto es, la disociación entre el decir del artista y otros discursos sociales. Fueron figuras esenciales de esta nueva tendencia el poeta colombiano José Asunción Silva, el mexicano Manuel Gutiérrez Nájera, el nicaragüense Rubén Darío -su más conocido representante - y también los cubanos Julián del Casal y José Martí. Como figura del Modernismo, Martí estuvo entre quienes protagonizaron una de las tensiones fundamentales que habría de generarse al interior del movimiento: la escisión entre defensores de la autonomía poética frente al compromiso con la realidad política y quienes en dicha autonomía leían un servilismo a las estéticas foráneas y una pérdida de contacto con la renovación verdadera. Esta división constituía un abismo entre los poetas modernistas de la "Torre de Marfil", encabezados por Darío; y los mundonovistas, entre los que estaría Martí.
Curiosamente, una de las formas comunes en que Martí expresaba esta tensión era a partir de la analogía de contraposición entre lo femenino y lo viril. Para Martí el espíritu de América en su liberación es una revelación de su virilidad, de energía bélica y de puños dispuestos que se oponen al "amaneramiento estético y la cobardía femenil que se viste de aristocracia europea". Dicha postura está consignada explícitamente en su más famoso ensayo de madurez Nuestra América" (1891). Allí Martí opone el valor del hombre "natural" contra ese que lleva su "casaca de París" y es hombre que "no quiere hacer el trabajo de hombres". El espíritu aristocratizante al que refiere se manifiesta para él en la actitud contemplativa y en el ornamento femenil: "Porque les falta el valor a ellos, se lo niegan a los demás. No les alcanza al árbol difícil el brazo canijo, el brazo de uñas pintadas y pulsera, el brazo de Madrid o de París, y dicen que no se puede alcanzar el árbol" (el subrayado el mío). El comportamiento pasivo se acompaña de lo ornamental y se opone al principio de sencillez que guiará su palabra hasta los Versos sencillos. En "Nuestra América" el poeta insiste en que en el vestido se juega uno de los símbolos principales de colonización: "Éramos una máscara, con los calzones de Inglaterra, el chaleco parisiense, el chaquetón de Norteamérica y la montera de España", allí el americano se levantaba en contra de su estampa original: "El campesino, el creador, se revolvía, ciego de indignación, contra la ciudad desdeñosa, contra su criatura. Éramos charreteras y togas, en países que venían al mundo con la alpargata en los pies y la vincha en la cabeza".
Sucede además que la oposición entre lo natural, viril y sencillo y el artificio femenil con que asocia a la cultura foránea es también un asunto formal, para el poeta, el ornamento caracteriza la poesía modernista altiva y preciosista, representada por Darío, y lo coloquial y natural sería condición de una joven y viril América. Ya desde el poemario los Versos Libres, (a cuya publicación se resistió Martí y que apareció póstumamente) había declarado su deseo de encontrar un lenguaje popular y "natural" en oposición al ornamento: "Tajos son estos de mis propias entrañas -mis guerreros- Ninguno me ha salido recalentado, artificioso, recompuesto, de la mente; sino como las lágrimas que salen de los ojos y la sangre sale a borbotones de la herida". El poeta otorga al valor de simpleza un peso fundacional de una palabra que llegue a expresar la naturaleza original de América. También así lo había expresado en su dedicatoria a Ismaelillo: "Si alguien te dice que estas páginas se parecen a otras páginas diles que te amo demasiado para profanarte así. Tal como aquí te pinto, tal te han visto mis ojos". Un idéntico gesto va a repetirse en la apertura a los Versos Libres donde escribe: "Estos son mis versos. Son como son. A nadie los pedí prestados" y más adelante: "Pero la poesía tiene su honradez, y yo he querido siempre ser honrado. Recortar versos, también sé pero no quiero. Así como cada hombre trae su fisonomía, cada inspiración trae su lenguaje".
Si bien es cierto que la asociación entre lo femenino y lo artificial puede resultar odiosa, mal haríamos en juzgar al poeta por ciertos prejuicios extemporáneos. Más bien vale la pena detenerse en la idea de formulación de un ethos que resulta en un principio estético que reclama que tras el brillo de un verso efectivo y original hay siempre una forma de honradez poética. Perdonando los prejuicios, a esa forma de pensar me apego.

  1. About.com
  2. About en Español
  3. Poesía
  4. Reflexiones sobre poesia
  5. De la poesía de José Martí

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.